La importancia de la cultura solidaria dentro de las empresas

En el marco del movimiento global “Un día para dar/ Giving Tuesday”, RAGHSA se suma una vez más a incentivar las acciones solidarias mediante la recolección y donación de alimentos navideños no perecederos.

 

El 3 de diciembre se llevó a cabo “Un día para dar (Giving Tuesday)”, un movimiento internacional que busca incentivar y multiplicar las acciones positivas. Promovido en más de 140 países, esta acción propone “en todo el mundo, al mismo tiempo, pasar a la acción”, para darle visibilidad a diferentes causas relacionadas con el bien común y llevar adelante acciones de transformación positiva y alto impacto social.

 

Con este objetivo, RAGHSA se sumó al programa, al igual que el año pasado, y participó bajo su Plan de Responsabilidad Social Empresaria Legado 2019, que se inscribe en el décimo objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU: reducir la desigualdad.

 

Por eso, desde el 3 de noviembre al 3 de diciembre, todos los edificios corporativos de la desarrolladora recibieron alimentos navideños, también el que quisiera podía colaborar transportando lo recolectado o ayudando como voluntario para armar las cajas en la ONG.  Todo lo recaudado fue entregado a la ONG Banco de Alimentos, que se encargará de repartirlos a distintas organizaciones sociales.

 

Según Noelia Ormaechea, Responsable de Comunicación Institucional y RSE de RAGHSA, la solidaridad es estar disponible para el otro. “La mejor forma de expandir el bienestar y la alegría individual es compartir la alegría universal. En vez de pensar qué podemos obtener cada uno de nosotros, debemos pensar qué podemos hacer por los demás”, analiza Ormaechea. A través de sus acciones, RAGHSA se compromete y busca sembrar este valor dentro y fuera de su comunidad, sumándose a “Un día para dar Argentina 2019”.

 

 

 

Acerca de RAGHSA

RAGHSA es una compañía con 50 años de trayectoria dedicada al desarrollo de bienes raíces, especialmente a la construcción de oficinas premium y residencias de alta gama. Sus emprendimientos se caracterizan por la calidad, el diseño, la seguridad y por contar con tecnología de vanguardia. Además, su política corporativa está fuertemente comprometida con el cuidado ambiental, hecho que se refleja en la construcción de edificios certificados bajo normas L.E.E.D. (Leadership in Energy & Environmental Design), diseñados para minimizar el impacto sobre los recursos naturales y el entorno en general. Algunos de los edificios desarrollados por la empresa son: Edificio Plaza San Martín (35.000 m2); 344 San Martín (48.000 m2); Le Parc Residencial Tower (71.500 m2), Le Parc de Puerto Madero (86.400 m2), Le Parc Alcorta (79.600 m2); Madero Office (63.000 m2), 955 Belgrano Office (52.000 m2), Madero Riverside (28.000 m2), Centro Empresarial Libertador (100.000 m2).