“Como industriales argentinos siempre tenemos expectativas positivas”

El director del Grupo UNICER reflexionó y analizó las dificultades que sortearon este año, y de los objetivos de la industria ladrillera nacional para el 2020.

 

Debido a la situación que se encuentra el país y a los grandes cambios que hubo durante el año dentro del mercado, el director del Grupo UNICER, Claudio Moretto, realizó un balance sobre lo que ocurrió durante el 2019 y las perspectivas para el 2020.

“La variable que determinó el ritmo de nuestro sector durante este año fue la inflación acompañada de la devaluación, situaciones que generaron mucha incertidumbre en el mercado llevándolo a un guarismo muy bajo de comercialización y generando, por ejemplo, en nuestra planta sostenernos con una línea de producción inactiva hasta el mes de agosto”, sostuvo Moretto.

Con respecto a las expectativas que tiene sobre el sector para el próximo año, afirmó: “Como industriales argentinos siempre tenemos expectativas positivas, y en este caso motivadas por el cambio de gobierno y porque la gran recesión que vinimos soportando durante ya dos años debiera revertirse en poco tiempo”.

Además, aseguró que esperan una reactivación dentro de la construcción, y sostuvo: “Consideramos que este gobierno hará hincapié en la obra pública y apostará a la construcción tradicional que es mano de obra intensiva”.

Y finalizó: “El objetivo del Grupo UNICER es culminar con las inversiones que se vienen realizando en varias de sus plantas para incrementar aún más su producción y focalizarnos en la evolución de nuestros productos ofreciendo al mercado nuevos ladrillos con mayor aislación térmica y acústica con el fin de permitir cumplir con las exigencias de leyes provinciales y nacionales de transmitancia térmica”.

Acerca del Grupo UNICER

 

UNICER es un grupo nacional conformado por seis empresas fabricantes de ladrillos cerámicos, creado en 1995, con la misión de ofrecer a sus clientes un servicio de excelencia a nivel integral. Su principal compromiso se basa en la concientización de un sistema constructivo eficiente que pondere la innovación y la calidad del ladrillo cerámico. La ubicación estratégica de cada planta industrial responde a una extensa red de distribución comercial, para satisfacer la demanda del producto a lo largo y a lo ancho del país. Se trata de las firmas Later-Cer (Pilar), Cerámica Quilmes (Quilmes), Palmar (Córdoba), Cerámica Cunmalleu (Rio Negro), Cerámica Fanelli (La Plata) y Cerámica Rosario (Rosario).